Qué debemos saber sobre el Cloud Computing

Artículo publicado en la Nueva Ruta del Empleo.
El cloud computing  o computación en nube es una forma de prestación de los servicios de tratamiento de la información, válida tanto para empresas, particulares, como para Administraciones Públicas.

El Cloud Computing permite al usuario optimizar la asignación de los recursos asociados a sus necesidades de tratamiento de información. El usuario no tiene que soportar sobrecostes en infraestructuras, sino que utiliza las que pone a su disposición el prestador del servicio, adaptándose a las necesidades de cada usuario.

cloudcomputingnube
Existen varios tipos de Cloud Computing:

  • Nubes públicas:  cuando un proveedor de servicios proporciona sus recursos de forma abierta, a todotipo de clientes, sin más relación entre sí que haber celebrado un contrato con el mismo proveedor de servicio. El acceso a los servicios solo se ofrece de manera remota, normalmente a través de Internet.
  • Nubes privadas: Este tipo de Nubes están en una infraestructura bajo demanda, gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones deben ejecutarse y dónde, y siendo los propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura, sin que en la misma puedan participar entidades externas y manteniendo el control sobre ella. Es la mejor opción para empresas que necesitan alta protección de los datos.
  • Nubes híbridas: Determinados servicios se ofrecen de forma pública y otros de forma privada, siendo el cliente propietario de unas partes de la infraestructura y compartiendo otras.
  • Nubes comunitarias: Los servicios son compartidos en una comunidad cerrada.
  • Nubes privadas virtuales:  Cuando sobre las nubes públicas se implementan garantías adicionales de seguridad.

Los beneficios que ofrece son, entre otros:

  • La tecnología se puede integrar con mucha mayor facilidad y rapidez.
  • Las infraestructuras son a medida, ya que proporcionan mayor capacidad de adaptación.
  • Menor inversión en infraestructuras.
  • Costo basado en uso.
  • Implementación más rápida y con menos riesgos.
  • Actualizaciones automáticas.
  • Contribuye al uso eficiente de la energía


Las desventajas que ofrece:

  • Interdependencia de los proveedores de servicios.
  • La disponibilidad de las aplicaciones está sujeta a la disponibilidad de acceso a internet.
  • La información queda expuesta a terceros que pueden copiarla o acceder a ella, dependiendo del servicio que se tenga.
  • Falta de transparencia, es el prestador el que conoce todos los detalles del servicio que ofrece, como el qué, cómo y dónde se lleva a cabo el tratamiento de los datos.
  • Falta de control del responsable de los datos, ante las dificultades para conocer en todo momento la ubicación de los datos.

La contratación de servicios de cloud computing se realizará a través de un contrato de prestación de servicios, por lo que resulta imprescindible que ese contrato incorpore entre sus cláusulas las garantías de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Atendiendo a la relación contractual establecida entre el cliente y el proveedor, los contratos se pueden clasificar como negociado o de adhesión, dependiendo de si el cliente tiene o no capacidad para fijar condiciones de contratación. Lo más normal es adherirse a contratos, como en el caso de dropbox, skydriver, gmail, etc, a no ser que contratemos un servicio más especializado y con mayores garantías, por los que debemos pagar más.

Los responsable de tratamiento de los datos a la hora de incorporar todo o parte del tratamiento de los datos a servicios en la nube deberán tener en cuenta lo siguiente:

  1. Leer bien los contratos con los prestadores.
  2. Examinar los datos que vamos a tratar y su nivel de protección (básico, medio o alto).
  3. Verificar las condiciones que nos ofrecen los prestadores de servicios con los que pretendemos contratar.

Por ello debemos plantearnos antes de contratar, si nos conviene pagar más por un servicio de cloud computing si con ello vamos a tener mayor seguridad en el tratamiento de los datos que vamos a subir a la nube.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consumidores y Usuarios, Internet, LSSI, Telecomunicaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s